Columnas del Director
Para resaltar
febrero 28, 2022

Imagen tomada de www.elinformador.com.co

Por: Hugo Rincón González

A medida que se acerca el momento de las primeras elecciones el próximo 13 de marzo se exacerban los ánimos y se crispan los nervios en las diferentes campañas. Arrecian las denuncias de unos candidatos sobre otros. Se habla del preocupante proceso de corrupción de la política electoral en el Tolima, reflejado en la circulación a raudales del dinero en ciertos eventos organizados por algunos aspirantes al congreso. Se habla en voz baja de unas cifras escandalosas para comprar conciencias y de lo que falta verse en los últimos días antes del primer round. Este panorama se presenta desafortunadamente sin mayores investigaciones de los entes de control. Es lo que hay.

En este contexto es loable lo realizado en los últimos días por el programa de desarrollo y paz del departamento y su entidad gestora, Tolipaz. En alianza con Viva la Ciudadanía y la MAPP OEA desarrollaron un interesante ejercicio de pedagogía electoral en el municipio de Chaparral. Juntando líderes de procesos sociales de los municipios de Planadas, Ataco, Rioblanco y Chaparral celebraron un taller sobre cómo participar de manera responsable e informada en la elección de las curules de paz surgidas como resultado del Acuerdo firmado entre el gobierno nacional y la exguerrilla de las Farc.

El escenario generado deja varias enseñanzas: 1) hay una gran desinformación y desconocimiento de este proceso de elección de la circunscripción territorial especial de paz; 2) relacionado con lo anterior se percibe desinterés en participar; 3) hubo denuncias de intromisión de partidos tradicionales y su interés de quedarse con estas curules; 4) los candidatos se quejan de falta de financiación oportuna para desarrollar sus campañas; y, 5) existen amenazas contra algunos aspirantes, lo que refleja una falta de garantías para la participación política.

El otro evento digno de resaltar es el realizado el pasado lunes convocado por Tolipaz y Justapaz denominado: Jóvenes, diálogo y movilización. En un escenario del centro de Ibagué se reunieron organizaciones juveniles de esta ciudad con algunos candidatos a la Cámara de Representantes por el departamento del Tolima. Se expresaron inquietudes sobre: 1) medio ambiente y crisis climática; 2) género y diversidades sexuales; 3) cultura, memoria y patrimonio; 4) empleabilidad; y, 5) protesta social y derechos humanos.

En un ambiente de cordialidad y respeto a la par que se presentaban los planteamientos de los muchachos se pudieron escuchar las propuestas de cada uno de los candidatos asistentes. Quedaron compromisos, si llegan a salir elegidos, alrededor del desarrollo de energías limpias y renovables; promover una ley de educación en género y diversidades sexuales con enfoque diferencial; aumentar el presupuesto estatal para la inversión en cultura; liderar normas alrededor de la transparencia en los procesos de contratación pública; impulsar una reforma a fondo de la policía y el desmonte del ESMAD, entre otros.

Seguramente los medios seguirán priorizando la información acerca del desarrollo de las campañas en las voces de los candidatos en desmedro de resaltar otras dinámicas que buscan la educación política de la ciudadanía para la participación informada, responsable y honesta en esta contienda electoral.

Para frenar las malas prácticas electorales, enfrentar el clientelismo y la politiquería se necesita más formación política especialmente de los jóvenes, actores fundamentales con su participación en el fortalecimiento de la democracia en el país. Si los jóvenes y las mujeres se entusiasman participando masivamente, Colombia empezará a cambiar y de esa manera se avanzará en la construcción del desarrollo y la paz.

Compartir en: